a pesar de todo

A pesar de todo …. fueron los mejores años de mi vida

Nota previa de Pilar Tejel como representante de la Asociación de Nadadores “Nadamos”.

En el día de hoy se ha puesto en contacto conmigo una compañera nuestra. Quiere contarnos su experiencia y sus vivencias en su época de nadadora pero, para no hacer daño a su familia y conocidos, no quiere publicar su nombre. Cuando lo leáis entenderéis porqué.
Como presidenta de la Asociación de Nadadores “Nadamos” considero que es mi obligación prestarme a ser la voz de aquellos deportistas que sufrieron y no quieren hacer pública su identidad. Agradezco enormemente la confianza que ha depositado nuestra compañera en mí para contar su historia. A continuación reproduzco íntegramente su escrito:
A pesar de todo… fueron los mejores años de mi vida
“Hola a todos, a mi también me gustaría explicar que es lo que viví en mi época de nadadora y que hizo posible que tenga cloro en las venas. 
Yo, como imagino que muchos de vosotros, empecé aprendiendo a nadar a través de los cursillos que ofrecían en el colegio.
En casa somos varios hermanos y nos tocaba ir un día a mí y otro día a mi hermana mayor a los cursillos. No recuerdo muy bien como fue pero acabe yendo los dos días.
Más tarde, un verano mi madre falleció, hubo que hacer muchos cambios y la natación desapareció de la vida familiar.
Creo recordar que, al año aproximadamente, le enviaron una nueva carta a mi familia para que entrara en la escuela de natación del C.N.S y así empezó nuevamente todo.

IMG_20160529_092725Al cabo de un año o dos fuimos al C.N.T, allí aprendí mucho y conocí a nadadores que, muchos años después, tuve el placer de reencontar en Santa Susana en la reunión Izarra-Málaga.

Después volvimos al C.N.S donde transcurrió toda mi vida deportiva.
En mi primer Cto. de España de Edades (12) conseguí mi primera medalla de oro en una de las pruebas. Yo, con toda mi Ilusión, cuando subí a enseñarle la medalla a mi familia y se la di a mi padre, la miro, me miro a mí y me la tiró al suelo diciendo que eso no valía una mierda porque había subido mi marca, se giro y se fue. Una pareja que estaba al lado se me acercó y me dijeron que no se lo podían creer, que habían visto como me gritaban, me animaban y como habían llorado cuando había acabado, que si les hubiesen dicho lo que luego iba a pasar, no se lo hubieran creído. Yo les contesté que si, pero que lo que yo había visto me había hecho mucho daño.
En otra ocasión, cuando conseguí una mejor marca nacional en otra prueba, la recompensa que recibí fue una “bofetada” de mi padre en medio de las gradas porque no le gustaba como había nadado.
Alguna vez me he encontrado con nadadores que me han comentado que recordaban una competición en Madrid en la que mi padre me pegó en medio de las gradas, la razón podía ser cualquiera, nunca era suficiente lo que hacía. ¡Podéis imaginar que pasaba cuando no conseguía nada! 
En fin, para mi, a pesar de todo esto, fue una experiencia maravillosa. Cuando iba a entrenar encontraba mi libertad (mirando desde la distancia que da el tiempo) allí era yo, dentro del agua solo estaba yo y me sentía feliz. Los viajes a los campeonatos no os quiero contar lo que significaban, aunque luego fueran mal, ya me lo encontraría a la vuelta y en ese momento lo disfrutaba a mi manera.
Los dos años que estuve en Izarra y Málaga fueron para mi maravillosos. Conocí gente que me hizo ver que no todo era lo que yo tenia en mi casa. Aunque era pequeña y evidentemente tenia ganas de volver a casa para ver a mi familia, era mas feliz cuando tenia que volver a Izarra o a Málaga.
Tengo que dar las gracias a cada uno de vosotros, ya que muchos sin saberlo, me ayudasteis a superar ciertos momentos no muy agradables. 
Agradezco llevar cloro en las venas, me hizo fuerte.
FUERON LOS MEJORES AÑOS DE MI VIDA
Un abrazo a todos y cada uno de vosotros entrenadores, nadadores, etc. “

Comentario de Pilar Tejel: Como os decía al principio, al leer esta experiencia me he dado cuenta de que tenemos mucho trabajo que hacer desde la Asociación. Ojalá consigamos que estas situaciones no se repitan en nuestro deporte y todos los padres de nadadores apoyen a sus hijos incondicionalmente, tanto en el deporte como en la vida.

También os pido que, aunque alguno sepa de quién vienen estas palabras, respetemos su deseo de anonimato.

Pilar Tejel Estella

Presidenta de la Asociación Española de Nadadores “Nadamos”

Las fotos no corresponden a localizaciones de la autora, ni a ella misma
Facebook
Google+
http://nadamos.es/index.php/a-pesar-de-todo-fueron-los-mejores-anos-de-mi-vida/
YouTube
INSTAGRAM

Post Author: admin

One thought on “A pesar de todo …. fueron los mejores años de mi vida

  • ptejel

    (10 junio, 2016 - 12:25 pm)

    Muy orgullosa de que confiarás en mí para transmitirlo. Desgraciadamente, esto lo hemos visto en muchas piscinas. otro punto más en el que trabajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*